Ventas al por mayor

10.06.2020

Se conocen como ventas al por mayor, todas aquellas ventas de grandes o importantes volúmenes de determinados productos, que pueden ser realizadas a distribuidores mayoristas y principalmente a distribuidores minoristas, siendo estos últimos encargados de vender los productos a consumidor final.

Se considera que las ventas al por mayor son una actividad intermedia en la cadena de distribución de bienes y básicamente se configura a través de una operación de compra - venta entre organizaciones comerciales.

Las ventas al por mayor nunca llegan al consumidor final, pues el mayorista adquiere los productos y los vende a un comerciante minorista o a otro redistribuidor mayorista en cantidades menores.

Justificación de las ventas al por mayor

La acción del mayorista surge en principio por los siguientes motivos:

  • Las pequeñas y medianas empresas productoras no cuentan muchas veces con recursos para llegar hasta el consumidor final. No les resulta rentable vender al detal ya que ello no les permitiría sustentar su industria.

  • El fabricante se enfoca en producir en grandes cantidades e invierte todos sus recursos en ello, no necesitando emplear recursos ni tiempo en llegar hasta el consumidor final.

  • El vendedor al por mayor se evita los costos de trasporte que implicaría la distribución del producto hasta llegar al consumidor final. Por su parte el comprador mayorista recibe significativos descuentos y excelentes precios debido al volumen de la compra que realiza de un determinado producto.

El mayorista sirve de enlace entre las empresas manufactureras y comerciantes al por menor de productos terminados; y entre fabricantes e intermediarios.

El punto central de este negocio es especializarse en la distribución de productos de diversa índole, logrando reducir costos operativos en el reparto de los mismos.

Tipos de ventas al por mayor

En primer lugar se encuentran los Comerciantes Mayoristas y corresponden a empresas que ofrecen una mayor gama de servicios a los productores, incluyendo la gestión de inventarios y la asistencia financiera. Sus ingresos dependen de la reventa de los productos.

El otro tipo de ventas al mayor lo realizan los Agentes intermediarios, quienes ofrecen una menor cantidad de servicios pero manejan territorios y son especialistas en los productos que ofrecen. Sus ingresos provienen del pago de comisiones por la colación de los productos en los diferentes mercados existentes.

Como puede observarse, la actividad comercial de venta al por mayor hace más efectiva la entrega de bienes de manera periódica y regular, evitando que los productores acumulen productos y a su vez que los inventarios de los minoristas escaseen.