Producto ideal para vender por Internet

27.02.2021

Si has decidido vender por Internet, ¡el punto más importante de todos es definir qué es lo que venderás! Para eso, te recomendamos que escribas en una hoja 3 ideas de productos que podrías vender, considerando los siguientes puntos:

¿Qué te apasiona?

Lo ideal es que elijas trabajar con algo que te apasione.

Como ha dicho Confucio, "elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar un solo día en tu vida".

Piensa en tus gustos e imagínate los productos que podrías crear y vender por Internet a partir de eso.

Por ejemplo, si te apasiona la jardinería y es tu gran hobby, puedes crear un curso online que enseñe técnicas de cultivo en casa.

Y lo ideal es elegir un tema aún más específico, como cultivo en espacios cerrados, cultivo de hortalizas en casas pequeñas que no tienen jardín o cultivo de orquídeas, por ejemplo.

Si te encanta sacar fotos, puedes crear un e-book con técnicas de fotografía. Pensando en temas más específicos, puedes enfocarte en fotografías nocturnas, retratos, paisajes, técnicas de Photoshop y muchos otros.

¡Piensa en tus pasiones y seguro descubrirás algo perfecto para ti!

¿Qué necesitan las personas?

Aunque tienes que amar lo que haces, solo tu amor no basta. ¡Otras personas tienen que amarlo también!

Y más: la gente tiene que necesitar tu producto. De nada sirve desarrollar algo que te parece maravilloso, pero que a nadie le va a hacer falta. Venta al por mayor

Para eso, tienes que identificar un mercado y estudiarlo. Es necesario realizar una investigación de un nicho específico y entender cuáles son los problemas que ese grupo tiene y que necesitan solucionarse.

Pero no te preocupes: de eso hablaremos en el próximo tópico.

¿Cómo puedes escalar tu negocio?

Otro punto importante que debes considerar es el siguiente: para vender más, ¿necesitarás invertir más tiempo y/o dinero? ¿O con un único esfuerzo conseguirás realizar ventas "infinitas"?

Si vendes un servicio, como la consultoría financiera, cada vez que realices una venta necesitarás invertir más horas de trabajo, porque tendrás que reunirte con tu cliente, estudiar su situación y elaborar las estrategias para que alcance sus objetivos.

O si vendes ropas, tendrás que comprar nuevas piezas cada vez que tu stock llegue al fín.  Al por mayor

Sin embargo, si tu producto es un ebook, por ejemplo, después que esté listo no tendrás que preocuparte con nada más: solo con la venta.

Es decir, crearás el ebook una vez y podrás venderlo a miles de personas alrededor de todo el mundo. Por eso, lo ideal es que pienses en algo que puede generar más ganancias con menos esfuerzos.

Empresas mayoristas