¿Qué es un período de liquidación?

28.04.2022

El período de liquidación es el período de tiempo entre el momento de una transacción y el momento en que se cumplen los términos de esa transacción. En las transacciones financieras, esto se refiere a la cantidad de tiempo que se tarda en ofrecer el pago al vendedor y la seguridad que se vende para ser transferida al comprador. Dependiendo de la garantía que se venda, la cantidad de tiempo en el período de liquidación puede diferir. Los períodos de liquidación se representan en términos de T, que se refiere a la fecha de la transacción, más el número de días del período, como T + 3 para el período de tres días para la liquidación de una transacción de acciones en los Estados Unidos.

Cuando era práctica de los comerciantes poseer certificados de acciones después de una transacción, el período de liquidación de tres días era común. Aunque el período de tres días todavía existe nominalmente, es común que los comerciantes compren y vendan las mismas acciones en menos tiempo. La práctica conocida como día de negociación, compra y venta de acciones en el mismo día. Esto se representa como T + 0, aunque esa práctica está prohibida en algunos países debido al efecto volátil que tiene en el mercado de valores.

Si bien el período de liquidación estándar de una transacción de acciones es T + 3, otras transacciones tienen un período de tiempo diferente. Por ejemplo, en los Estados Unidos, los fondos mutuos deben liquidarse dentro de un día, o T + 1. Las transacciones de divisas con el Tesoro de los Estados Unidos se realizan en un período de 2 días, o T + 2.

Algunos períodos de liquidación pueden extenderse por un período de tiempo mucho más largo, lo que brinda mayor flexibilidad en las transacciones. Dentro de la industria de bienes raíces, no es raro que el período de liquidación se extienda durante semanas e incluso meses. Los términos del período de liquidación generalmente se resuelven antes de la transacción y pueden depender de una serie de variables, como el acuerdo de financiación del comprador y el tiempo que le llevará a la parte vendedora salir de la propiedad.

En cualquier intercambio, se debe considerar el riesgo de liquidación. Esto se refiere al riesgo de que una de las dos partes involucradas en la transacción no cumpla con los términos del acuerdo, dejando a la otra parte posiblemente sufrir pérdidas significativas. Como resultado, muchos países han adoptado períodos de liquidación más largos o permiten extensiones del período de liquidación predeterminado, una práctica conocida como liquidaciones extendidas, para tratar de eliminar el riesgo de que tales incumplimientos ocurran en cualquier tipo de transacción.

© 2019 Ventas al por Mayor. El blog Carlos Torregrosa. Todos los derechos reservados.
Creado con Webnode
¡Crea tu página web gratis!